Aida Portuesi

¿Qué es para ti el arte? 

Definiría el arte como la visión profunda de las cosas. A simple vista una cuchara podrías no definirla como arte, pero si la miras con detenimiento y profundidad apreciando sus características como su forma o diseño puedes encontrar cierta belleza, siempre y cuando la persona que la mire tenga cierta sensibilidad. Como decía Kant: si un ser no tiene unas mínimas bases de conocimiento artístico, no va a ser capaz de poder desarrollar cierta sensibilidad para apreciar lo que consideramos como arte. También a día de hoy es muy fácil encontrar arte por todos lados, lo que nos lleva a confusión y dilata aún más la respuesta a esta pregunta. Con las nuevas tecnologías y la aparición del diseño sobre todo, cualquier elemento como por ejemplo un edificio o un coche podrían ser arte, ya que detrás de su fabricación hay un diseño, un estudio, una persona que se ha sentado a imaginar y a romperse la cabeza para que esas líneas representen lo más posible lo que el sujeto en cuestión quiere identificar en el objeto.

En cuanto a la pintura, quiero diferenciar lo que es ser un pintor de un artista. A menudo mis profesores, compañeros, amigos y clientes me identifican como ambas, y me molesta. Es curioso cómo cuando pensamos en Van Gogh o Velázquez inmediatamente nos viene a la mente que son pintores, mientras que cuando nos nombran a Vasquiat la respuesta es artista. El otro día pensé bastante rato en ello, ¿por qué Van Gogh es un pintor y Vasquiat un artista? No digo que Van Gogh no sea un artista, sino ¿por qué es esto lo primero que mi mente piensa al referirse a estos dos hombres? Y la respuesta la encontré bastante rápido: la pintura de Van Gogh es bonita, fue un gran colorista, pero la de Vasquiat transmite algo íntimo y puro que le representa y diferencia, y no es “bonita”. El arte no tiene por qué gustar a simple vista, tiene que causar cierto impacto que te conecte íntimamente a la obra, denuncie algo, tenga parte de rebeldía y vulnerabilidad y haga que, de algún modo, te represente. 

¿Cómo crees que el arte influye en el cambio social? 

Yo lo veo como algo recíproco. Uno se desarrolla a partir del otro, pero pese a que no todo el mundo tiene todavía acceso a todo el arte pero sí a “todas” las noticias, es más fácil y más real que lo que ocurre en nuestra sociedad sea lo que influye al arte, que este cree controversia y que por eso sea arte, porque todo es político. Por supuesto este arte también influye en el cambio social de manera que aquello que se denuncie tenga más visibilidad e influencia en la gente (que se interese por él). 

¿Cómo es ser artista emergente? 

Pues un rollo. No tengo un estudio porque no me lo puedo permitir y acabo siempre rascando el suelo para no perder la fianza, los materiales son carísimos y por supuesto tienes que trabajar con los mejores que te puedas permitir por lo que tienes que trabajar para poder trabajar, es decir, pagar el buen lino y hacer una obra de calidad. Trabajas muchísimo, no te suelen tomar en serio y te infravaloran la mayoría de veces. 

Recuerdo mi primera exposición. Fue en Torino, Italia, (transportando más de 6 lienzos y una tela de cuatro metros en varios viajes de autobús) y me la cancelaron el mismo dia de la exposición. Pero cuando te escriben desde otros países y ves que hay gente que no conoces y le encanta lo que haces es muy gratificante. 

¿Crees que en el mundo del arte sigue habiendo desigualdad social? 

¿Tú cuántas personas de raza negra has visto que estudien Bellas Artes? Porque yo no he tenido nunca un compañero, ni siquiera he visto caminando por la universidad, (y he estado en universidades en Madrid y Torino) de raza negra. Porque lamentablemente los estudios artísticos son los grados de los ricos, ninguna familia pobre se puede permitir pagar la carrera, y menos todavía los disparatados precios de los materiales. Más allá de los estudios, en la historia del arte por ejemplo los artistas que se estudian son todos hombres blancos. Todas las mujeres artistas que tengo por referencia las he encontrado estudiando por mi cuenta. 

Pinto cómo me gustaría que fuese el mundo, aquello que defiendo y mis sueños. Defiendo el nudismo, ojalá llegue el día en el que todos podamos andar en pelotas y la gente no se avergonzase por ser como son y se terminasen los prejuicios. También defiendo la teoría queer y pinto para abolir términos en el lenguaje (que al fin y al cabo es lo que nos moldea el pensamiento) como por ejemplo qué es lo femenino, qué es lo masculino. De modo que en mis pinturas todos son iguales, porque todos son personas y todos actuamos en nombre del amor. Mi principal objetivo es la libertad, tanto física – como el nudismo; como de expresión – sobre la identidad de uno mismo; como la mental – en referencia al lenguaje/pensamiento.


Suscríbete

¡No te pierdas ni una sola noticia de URBAN STREETLIFE!

account_circle
mail

Recomendado

El lienzo de mayor tamaño de Velázquez “La familia de Felipe IV”, más tarde conocido como “Las meninas”, y en el que puso un mayor empeño para crear una composición compleja y a la vez creíble, que transmite la sensación de vida y realidad, ha saltado del cuadro a la calle tres siglos después de […]

Lo que os voy a contar aquí son hechos verídicos, una de las miles y preciosas anécdotas que el graffiti ha dejado en mí: Había quedado con S para pintarnos unas carreteras ,era un día de entre diario, las 2 de la mañana en primavera,  fue en esa época que recuerdo con tanto cariño de […]

Comentarios

Destacado
Suscríbete

¡No te pierdas ni una sola noticia de URBAN STREETLIFE!