D . L ▲R G O

Voy a hablar de un tema serio, y por favor os pido que no os creáis nada de lo que pone aquí, esto es fruto de mi pensamiento y puede que mañana mismo cambie de parecer así que simplemente tomarlo como una reflexión.

Normalmente tenemos bastante encumbrada la idea de obtener la “inspiración” o trabajar con ella.

Se suele denominar inspiración a aquel conjunto de factores internos y externos que nos permiten sacar de nuestro cerebro ideas de originalidad máxima y representarlas con excelencia en tiempo récord, quedando de este modo maravillados de nuestras propias capacidades creativas.

La inspiración es algo qué rara vez aparece, hay momentos en los que puede enseñar las patitas por debajo de la puerta, pero el hecho de que se manifieste es muy complicado.

Cuando tú generas una obra de arte no estás más qué regurgitando tu mundo interno, haciendo un amasijo de todo lo que conoces y conociste alguna vez, por lo que aparentemente es poco probable que seas capaz de crear algo genuinamente original utilizando esa materia prima cómo estructura.

Sin embargo, parece ser, que de modo arbitrario podemos tener acceso a una sinapsis neuronal nueva que nos permita acceder a esa originalidad buscada, la antesala del mundo soñado, y a eso es a lo que solemos llamar inspiración.

Nuestro cerebro crea constantemente y de manera inconsciente nuevos caminos para resolver los mismos problemas, y cuando hacemos consciente uno de estos caminos la chispa enciende un fuego que se propaga por nuestra mente, la chispa es la inspiración, y el fuego que enciende es la motivación de trabajar en nuestras ideas porque nos proporciona una gratificación instantánea o caramelo mental, una recompensa inmediata a nuestros esfuerzos por ser originales.

Te contaré un secreto, pon atención, tú que me lees y yo qué te escribo: la inspiración es BASURA.

La originalidad no se puede alcanzar a través del esfuerzo, ya que cuando pones empeño en una tarea tu raciocinio (tu manera de pensar con lógica) es el que está a los mandos de la nave.

La lógica es la capacidad humana que utilizamos para llegar del punto A al punto B en el menor tiempo posible. La lógica camina en línea recta.

Sin embargo la intuición y la creatividad es la capacidad humana que utilizamos para llegar del punto A al punto “?”, camina en círculos y normalmente entra en laberintos de los que no sabe salir.

Si lo que pretendemos es buscar la inspiración para trabajar jamás la encontraremos por mucho empeño que pongamos. Es como el amor, por mas que te propongas encontrar al amor de tu vida no lo encontrarás , porque al tener una idea de lo que buscas estás forzando un desenlace determinado y cualquier cosa que suceda que se salga del discurso que has predefinido ( la línea imaginaria del punto A al punto B) será desechada, y en consecuencia la originalidad se te escapará.

Suelo utilizar bastantes metáforas y no sé si me estoy explicando bien.

Lo que quiero decir es que para crear algo increíble no necesitas la inspiración, te necesitas a ti mismo prestando atención a tu trabajo, desvinculándote del resultado, ya que la expectativa de conseguir algo concreto te hará desilusionarte y desechar todos los progresos.

Creo que la única manera de obtener la inspiración es sentir cariño por lo que estás haciendo, porque cuando quieres algo o a alguien no prestas atención a lo malo, y al no darle importancia abres la puerta de LAS IDEAS en mayúsculas.

El otro día hablaba con un buen amigo sobre la importancia de desvincularse del resultado de una obra, ya que cuando te aferras mucho al estilo y la técnica realmente también estás cerrando puertas a la inspiración y a la originalidad porque aunque los demás piensen que has hecho una obra increíble tú pensarás qué creaste con rigidez y lógica , lo que te distancia del verdadero progreso y la felicidad que te genera lo que haces.

Para mí pintar con espontaneidad es una tarea pendiente, ya que a pesar de que no espero a que aparezca la inspiración para trabajar sí que tengo ciertos códigos que reproduzco para componer y me gustaría liberarme de eso.

La inspiración es libertad creativa, y la libertad a menudo viene disfrazada de sencillez.

No pienso que la complejidad de una obra sea un valor añadido o que haya que aplaudir, de hecho más bien al revés ya que pesa como un ancla y te resta flexibilidad en tu creación. Siempre huiré del realismo y de las formas perfectamente trabajadas durante horas y horas, pienso que es una tumba en la que no me gustaría echarme la siesta no vaya a ser que me quede ahí para siempre.

Lo que os quiero transmitir con todo esto es que la inspiración es un añadido con el que no deberíamos contar, el resultado de la obra es meramente anecdótico, y de ningún modo es una representación fiel de nuestra capacidad para crear.

Creo que soportar la frustración es lo que permite forjar grandes artistas, la frustración de trabajar buscando algo que no se sabe muy bien lo que es, la sensación de sentir amor por lo que uno hace, seguir la voz de la intuición.

Espero que os haya servido esta reflexión, supongo que a veces tengo que soltar mecha para poder comportarme con normalidad. Hay muchas cosas que me preocupan en mi vida y esta es una de ellas.

Fdo: DLargo



Suscríbete

¡No te pierdas ni una sola noticia de URBAN STREETLIFE!

account_circle
mail

Recomendado

Soy José. A los 16 años, mucha gente me conocía como Yusuf. Con ese nombre empecé publicar mi material en la red y me gusta que siga siendo así. Soy fotógrafo y amante del cine. Aunque lo segundo es lo que estudio, la fotografía es lo que me apasiona desde hace más de una década. […]

El mundo, a la llegada de la noche se convierte en algo diferente; sumergidos en la quietud y la sombra, los lugares familiares pueden volverse tan extraterrestres como el fondo del océano. Elsa Bleda es una fotógrafa y visionaria que captura el poder inquietante de esta transformación nocturna.     Un foco de su trabajo […]

Comentarios

Destacado
Aquasella 2019
16 julio 2019
Suscríbete

¡No te pierdas ni una sola noticia de URBAN STREETLIFE!