D . L ▲R G O



Mis amigos siempre me dijeron que tenía que escribir un libro sobre esto, he sido prolífico, pintar sin parar, estaba obsesionado. Y a más pintas, naturalmente más cosas te van a pasar por mera probabilidad. Si yo me llevaba mi anécdota a casa dejar la pieza a medias no me importaba demasiado, siempre he querido vivir mi vida con intensidad.
 

Os voy a contar una de las anécdotas que hicieron que mi corazón latiese con una potencia extraordinaria.
 

Estaba en la frontera entre 2 países, hacia un frío del carajo y como siempre yo iba con una camiseta y una chaquetilla de mierder. Estaba loco y me daba igual todo, yo solo quería la foto de aquel modelo con mi pieza rulando. Iba con 3 colegas, llamémoslos R,P y C. Veníamos ya de hacernos otra y eso ya era augurio de triunfada, sin embargo la situación final fue bien distinta.
 

Dejamos el coche en un aparcamiento perdido, estábamos en medio del campo y escuchábamos a las vacas mugir, el viento azotaba y el frío de la montaña nos aseguraba que no habría ningún zumbado husmeando por allí más que nosotros. Encontramos las vías del tren y las seguimos, caminamos saltando por las maderas y sobre el rail para no hacer ruido con las piedras. Y efectivamente, allí estaba, ese tren reluciente, y yo pensaba, TE ENCONTRÉ, mentalidad de depredador, y lo tocaba con mis manos, estaba frio, esa sensación increíble antes de empezar a marcar la ansiada pieza que tantas veces había visualizado en mi cabecita.
 
Me fui a la mitad y comencé, podía sentir la libertad, hacía lo que quería y eso era todo lo que necesitaba, yo y mi nombre. Rellenaba a skinny, me lo estaba flipando, relleno a marrones y fondeo a rosas lo recuerdo perfectamente.
 


 
De repente estoy metiendo los brillos finales y veo linternazos al otro lado del tren,por supuesto miro a los lados, mis colegas se acercan a mí, tenemos que salir de allí cuanto antes.
Pensé en tirar flashazo pero estaban demasiado cerca, había que alejarse, huimos en perpendicular campo a través, el cielo estaba lleno de estrellas, parecía de película.
 

Empezamos a oír voces cerca, venían a por nosotros. Empezamos a correr, tiramos las latas, nos metimos por un cerco entre las vacas, estaba todo lleno de alambradas y piedras, en la noche, las zarzas me estaban jodiendo las piernas. Llegamos a un río y los escuchamos más cerca, nos tenían rodeados, tenía un cauce enorme y C se metió de lleno, quería cruzarlo nadando el personaje y estábamos a 0 grados, pensamos que la corriente se lo iba a llevar, vimos a lo lejos un puente así que corrimos hacia él para cruzar.
 

Cuando estuvimos bien lejos de la escena nos tumbamos entre los matorrales cerca de una casa, el corazón se nos salía por la boca, así que nos quedamos a esperar que todo se calmase para volver a hacer la ansiada foto.
 

Empezó a llover, estábamos jodidos. Sin comida ni bebida, mi colega con hipotermia, en la nada y con un frío de pelotas.
 

Decidimos volver al coche y volver luego a tirar foto. A C se le estaban poniendo los labios morados, seguíamos saltando cercos entre vacas, llegamos al jardín de una casa, yo iba delante marcando el paso, tenía prisa. Estaba empapado y salte una mini valla, el corazón se me paro y mi cuerpo se quedó paralizado, por lo visto era una valla electrificada, ME ACABABA DE ELECTROCUTAR.
 

En ese momento ya me puse en modo supervivencia, empecé a sudar, tenia la boca seca y me dolía la cabeza, dejamos a C en el coche y volví con R a tirar fotos a las piezas como 2 valientes. Llegamos a las vías y el tren nos alumbro de frente, tuvimos que salir corriendo, JODER la habíamos vuelto a cagar!! Volvimos al coche con el corazón en la boca y nos fuimos de allí derrapando.
 


 
Pero yo no me iba a dar por vencido tan fácilmente.. íbamos por la carretera que pasaba por detrás y dije que me iba a bajar con P a hacer la foto, era nuestra última oportunidad. Aparcamos en el arcén y corrimos hacia el tren, campo a través.
 

Al llegar allí el tren se había ido… el graffiti es ingrato, sentí una profunda tristeza. Me quedé con P mirando el cielo unos minutos mientras se hacía un cigarro y, de repente, sucedió algo extraordinario:
 

De repente P me dijo, ¿ves eso en el cielo hermano? ¿Has visto eso? Había una estrella moviéndose erráticamente, en zigzag por el cielo, flipábamos, era un movimiento imposible de realizar por un avión o un cometa, eso era alta tecnología, empezó a moverse como “vibrando”, de repente desapareció. Nos miramos y volvimos al coche corriendo.
 

Al llegar les contamos lo que había sucedido a nuestros colegas, ellos querían sólo querían la foto,a día de hoy pienso que no nos creyeron. Nos alejamos del lugar en coche, estábamos mugrientos, llenos de barro y calados hasta la médula, P propuso buscar un puticlub en el que dormir ya que eso era lo único que habría por allí cerca, pero quedaba poco para el amanecer asique volvimos a casa sin dormir.
Desde entonces cada vez que veo a P recordamos esta curiosa anécdota.

Artista de URBAN StreetLife
@dlargo_

Suscríbete

¡No te pierdas ni una sola noticia de URBAN STREETLIFE!

account_circle
mail

Recomendado

¡Buenas mi gente! Después de nuestra participación en el WDAY de Enero, repetimos en el WDAY 7 de Febrero en el Food Market Barceló.   Música, pintura, fotografía… ¡Nos encanta el formato de los WDAY, Por eso hemos vuelto con mucha más fuerza!     Esta vez, volvemos cargados de energía para mostraros todos nuestros […]

El mundo, a la llegada de la noche se convierte en algo diferente; sumergidos en la quietud y la sombra, los lugares familiares pueden volverse tan extraterrestres como el fondo del océano. Elsa Bleda es una fotógrafa y visionaria que captura el poder inquietante de esta transformación nocturna.     Un foco de su trabajo […]

Comentarios

Destacado
MULAFEST 2018
23 junio 2018
El estilo
13 junio 2018
Suscríbete

¡No te pierdas ni una sola noticia de URBAN STREETLIFE!